martes, 23 de noviembre de 2010

Los nuevos K

Son jóvenes, comprometidos, entusiastas y positivos. Incapaces de ver errores en la gestión Kirchner, van por la vida 2.0 defendiendo a tuits y posts, con sudor y saliva, cada acción polémica de los mandatarios santacruceños.

Deciden enfrentar a cualquier crítico en cualquier momento y en cualquier plataforma. Atentos a lo que sucede en el mundo cibernético recurren a las frases hechas, a las estadísticas harto repetidas por el presidente y por el Indec y al buscador Google para detractar a personajes de la oposición, la cual ya no es formada solamente por políticos sino por cualquiera que no considere al Gobierno “lo mejor que le pasó a la Argentina desde Perón”. Caen en esta bolsa desde políticos hasta cualquier tipo de profesional.

El verdadero mal y causante de los problemas de los argentinos es el temido y diabólico “Monopolio Clarín”, lo llaman así sabiendo que técnicamente es incorrecto, pero al imponerlo discursivamente se le da una connotación negativa que a los nuevos K les encanta.

El gran problema de ellos, además de la ceguera K, es que viven en una burbuja teórica inundada de números, proyectos e ideologías inexistentes. A ver si me explico. Soy joven y me duele ver como está mi generación. Me duele ver mis amigos sin trabajos o peor aún, sin sueños, sin posibilidades de crecimiento. Tanto talento, tantas ganas, tanta vida desperdiciada.

Si no tenés contactos, no tenés trabajo o terminás en un call, un trabajo mal pago e insalubre en donde uno se perjudica la visión, la audición, la espalda, la postura, las articulaciones de los dedos, contrae las enfermedades en la garganta, alteraciones por las radiaciones de miles de pc, problemas psicológicos, sedentarismo, entre otras cosas. Esto se produce en el 90% de los casos.

En este contexto, en donde en otro país la frustración reinaría, es que surgen los nuevos K y acá es en donde me preguntó: ¿Por qué? Porque si viven una realidad que les pega y les demuestra que no les importan a nuestros gobernantes, porque defienden un modelo que los tiene olvidados y pareciera que sólo los usara. Al final, intento responder.

Dos Argentinas?

El presidente se cansa de repetir de dos países: el virtual, ese que crea Clarín y en donde está todo mal, y el real, ese que crean ellos en donde todo está mejorando, donde todo va bien y las noticias más importantes no son las de corrupción sino las buenas acciones.

Ayer una nenita de no más de 5 años me pidió plata, me molestó muchisimo, me dolío más, no el hecho que me pida sino el hecho que tenga que pedirme. Diganme que no hay pobreza o que el índice bajó, no importa, digan lo que digan yo vivo y camino por mi ciudad, sé cómo está la situación. Hablo constantemente con personas sin recursos y ahí no hay índice que valga, pero a los nuevos K no les importa, prefieren correr a googlear y comparar el índice de pobreza actual con el de hace 10 años y si no les conviene lo comparan con el de los 90. No importa su realidad, importa el índice.

Diganme que hay “un poquito” de inflación pero yo todos los meses voy al super y sé que el poquito de inflación te lo podés meter en el culo. Sé cómo aumentan las cosas, sé que tus estadísticas me mienten pero peor aún, TE MIENTEN y no sos capáz de verlo. Preferís defender esa nube abstracta llena de números que te hacen creer en lugar de ver nuestra realidad. Tranqui, sé que no te pagan por creer y defender eso, sé que lo hacés por convicción.

Conozco el desfasaje existente entre el aumento del costo de vida y el aumento de nuestros sueldos, sé que no es proporcional y que siempre llevamos las de perder. Vos no lo ves así, primero porque no querés, segundo porque todavía no tenés la responsabilidad de un hogar y tercero porque preferís cerrarte en las estadísticas en lugar de abrirte a la vida real.

Educación, el pilar de Argentina

El presidente, al igual que sus antecesores y, posiblemente, sus predecesores, dice que la educación es la clave de la sociedad, el pilar en el cual se sostiene esta sociedad. Nos largamos a entregar miles y miles de netbooks a miles y miles de docentes que no saben prenderlas, que confunden un tele con un monitor y que la única vez que escucharon hablar de Windows fue cuando compraron una ventana.

Miles de netbooks al norte argentino, a esos niños desnutridos, discriminados, olvidados, pero que ahora podrán chatear, entrar a la página de Mc Donalds y subir las fotos de su soledad, quizás ahora ya no estén tan solos. "Hoy comí" podrián poner de estado en Facebook. "Festejémoslo muchachos! Festejemos, festejemos! Este gobierno es el que más presupuesto le da a la Educación.

Otra vez en lo mismo, ustedes festejen eso, yo seguiré viendo la desastrosa y lamentable situación de la educación argentina. Qué hacen con el dinero les pregunto a los nuevos K? Construyen escuelas, aumentan los salarios? Les pregunto porque los docentes argentinos, pilares del país y demás blabla, son uno de los peores profesionales pagos en la sociedad.

Se los bajo más aún, si un chofer de TAM SE cobra $4500 de básico y un docente $2000 (claro, pero en el presupuesto le estamos dando mucho), qué mensaje le estamos dando a nuestros chicos? Me imagino con 10 años planteándome para qué voy a estudiar.

Un periodista, un médico o un abogado (en el caso que encuentren trabajo) tienen un básico de $2500, me parece a mí o algo anda mal? Ya sé, no lo van a admitir, no importa. Ah, y no está mal que un chofer de Tamse cobre eso, está mal que el resto de las profesiones estén tan devaluadas.

Asignación Universal por Hijo

Me parece una gran medida que ayuda, al menos un poquito, a millones de padres a proteger a sus hijos. Ahora bien, me parece pésimo el uso que el Gobierno le da. A falta de una política de estado que contemple seriamente la educación y la salud se recurre a esta medida extorsiva que explico de manera clara:

El padre para cobrar la AUH tiene que mandar al chico a la escuela y al dispensario. Obligatoriamente tiene que cumplir esto. Al realizarlo, obviamente, el índice de niños en la escuela y niños vacunados, obviamente, aumenta.

Los niños no van a la escuela porque exista una política de estado inclusiva que los contenga y los forme, van a desgano, como quien cumple una tarea ingrata de manera obligatoria (cualquier similitud con un call center es mera coincidencia). Entonces, el Gobierno sale a gritar por los cuatro vientos que gracias a él ha aumentado la cantidad de niños en la escuela.

Lo paradójico que esto no se produce por la política educativa sino por esta maniobra maquiavélica en donde lo único que realmente importa es la cantidad no la calidad, importa incrementar el índice no contener a los niños ni mucho menos tener un proyecto educativo acorde a nuestra realidad.

Por qué? Por qué nuevos K?

Ahora me contesto. Soy joven, entusiasta, crítico, con demasiadas ganas de vivir y también con esperanzas y mente positiva. Soy casi igual que los nuevos K, nuestra única diferencia es que canalizamos tanta energía por diferentes caminos. Ellos prefieren a, lo cual no está mal ya que es una elección, y yo prefiero b, lo cual me trajo más de una discusión y más de un problema. Simplemente es eso.

En un momento pensé que dialogando, debatiendo, íbamos a enriquecernos, de hecho conocí muchas acciones de los Kirchner que desconocía y la verdad que son para aplaudir. El problema es cuándo se da a la inversa, porque los nuevos K son incapaces de reconocer errores (salvo que sean mínimos o que los minimicen) y se escudan en un supuesto cuasi infantil: “Si no gobiernan ellos, entonces quién?”. Como si fuera la carencia de posibilidades una razón justificable para justificar lo injustificable.

Prefiero cerrar el post con un mensaje más positivo. Creo que todos los jóvenes tenemos esa sobredosis de energía mezclada con conocimientos, talento y algo de experiencia, Sé que si nos juntamos y valoramos más lo que nos une que lo que nos diferencia, algo grande puede salir.

Saludos!

PD: Si no publico algo a favor de los Kirchner soy anti K. Así de básico e intolerante es el pensamiento K. Puedo publicar cosas en contra de Clarín y de Kirchner pero si no soy obsecuente con alguna acción del Gobierno nacional soy anti k, soy oposición, por ende paso a ser ignorante, autoritario, seguidor de lilita y defensor de la dictadura. En fin, aclaro: no soy K ni anti K, soy argentino, ni más ni menos.

PD1: ¿Por qué Kirchner no dijo nada de Clarín durante casi toda su gestión? Chicos, nuevos K, el problema no es ideológico, el problema es económico, es el negociado. No se dejen engañar, no se dejen usar.

Si no lo vieron, VEANLO! y si lo vieron, TAMBIÉN.


5 comentarios:

  1. ya no tenés 22 años, actualizalo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu aporte al debate estimada

    ResponderEliminar
  3. de nada, pero mmm... no lo has actualizado.

    ResponderEliminar
  4. Ahí lo he actualizado. Ahora podrás dormir en paz :P

    ResponderEliminar

Criticando...Reflexionando...algo saldrá